Acrocomia
Utilización industrial

Transporte y comercialización

Los frutos cosechados se comercializan por volumen, lo que facilita el manejo de la materia prima en vista de la deshidratación por su secado natural, variando el peso sin cambiar el volumen de frutos.

El transporte puede realizarse vía camiones, carretas u otros; dada la relativa baja densidad de los frutos frescos (alrededor de 500 Kg/m3) y costos de transporte, es conveniente que los cultivos se encuentren lo más cercanos posibles a los centros de acopio de frutos.

En el periodo 2006-2008 en Paraguay, la cotización promedio de los frutos calculada sobre el peso promedio de la unidad de volumen legal (Cajón de coco) equivale a una variación entre 40 y 80 US$ la tonelada métrica en planta industrial. Estos valores pueden cambiar dependiendo las características particulares de mercados de cada proyecto.

Procesamiento

El proceso productivo más extendido para la industrialización de Acrocomia consiste en la preparación y acondicionado de la materia prima de contenido graso (mesocarpio o pulpa y almendra de coco) mediante procesos físicos de separación del fruto en sus partes, seguido de un prensado mecánico mediante prensas tipo “expeller", obteniéndose así los productos principales: aceites de pulpa y almendra de coco y los subproductos: expelleres de almendra y pulpa de coco, carozo y cascarilla.

Es también posible el uso de extracción por solventes orgánicos, sobre todo para realizar un mejor aprovechamiento del mesocarpio (pulpa) de los frutos, esta opción es recomendable para proyectos que posean una economía de escala suficiente para el efecto.

Cabe señalar que los rendimientos industriales dependen fuertemente de la calidad de la materia prima utilizada, el rendimiento aceitero está determinado principalmente por la cantidad y calidad de la pulpa de los frutos cosechados, actualmente muy variable por el uso de frutos de palmeras silvestres sin manejo agronómico y prácticas deficientes de cosecha y conservación.

Por este motivo Acrocomia Solutions recomienda el uso de material de propagación seleccionado y el seguimiento de los cuidados culturales para los cultivos, así como prácticas correctas en la cosecha, almacenamiento e industria, a fin de lograr rendimientos óptimos.

Los costos de industrialización de los frutos están en el mismo rango de otros rubros oleaginosos.

Subproductos y especificaciones

A diferencia de otras alternativas mencionadas para generación de biocombustibles, ninguno de los subproductos del "coco", como se le conoce en Paraguay (Acrocomia) posee sustancias tóxicas, lo que se traduce en una gran ventaja para la manipulación y el aprovechamiento pleno de los mismos con diversos fines, entre ellos la alimentación humana y animal. Las descripciones siguientes se aplican a los subproductos obtenidos por tecnología de extracción mecánica de aceites.

Aceite de almendra de coco: Puede constituirse en el subproducto de mayor valor, dado que su precio de mercado es normalmente superior* al los aceites comestibles tradicionales.

Este aceite pertenece al grupo de aceites “Láurico”, siendo el ácido láurico el que determina las características principales de este aceite, otros aceites de este grupo son el aceite de palmiste o almendra de palma (Palm kernel oil) y el aceite de coco (Cocos nucifera).

Este aceite se comercializa regionalmente en Sudamérica, aunque existe un mercado mundial bien desarrollado en la actualidad.

Los usos actuales para el aceite de almendra de Acrocomia no difieren mucho de los usos de los aceites de palmiste de palma y coco, siendo solamente su uso como materia prima para Biodiesel novedosa en los últimos años. Es industrializado en Paraguay, obteniéndose, además de jabones de tocador, el jabón de coco puro, siendo éste el más apreciado de los jabones del país por sus excelentes cualidades físico químicas y aroma característico.

Usos actuales y posibles:

a. Grasas plásticas para repostería.
b. Jabones de tocador.
c. Jabones en polvo.
d. Transformación a materia prima para detergentes y ácidos grasos.
e. Aceite comestible.
f. Materia prima para Biodiesel.

Técnicamente es posible la conversión de este aceite a biodiesel, cumpliendo las especificaciones técnicas de la normativa Europea (EN14214) excepto las propiedades relativas al clima frío, lo que no constituye un problema para su utilización en países de clima cálido.

La especificación técnica del aceite de almendra de coco comercial viene dada en Paraguay por normativa del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN).

Aceite de pulpa de coco: El aceite de pulpa de coco pertenece a los aceites del grupo palmítico, por la abundancia de este ácido graso en su composición, se menciona su similitud de composición con el aceite de oliva, pero existen varias limitaciones técnicas para su uso como aceite comestible. Esto limita su utilización actual a mercados modestos en volúmenes, sin embargo es técnicamente posible convertirlo con alto rendimiento a biodiesel, lo que soluciona en gran medida la restricción actual en sus aplicaciones.

Su precio de mercado histórico es inferior a los precios promedios de los aceites vegetales tradicionales**, esto lo convierte a priori en una interesante opción para la producción de biodiesel. Actualmente se obtienen jabones de lavar, aunque es preferido por los consumidores del Paraguay frente a los derivados de otros aceites y grasas por su inconfundible aroma.

Usos actuales y posibles:

  1. Producción de ácidos grasos.
  2. Fabricación de jabones.
  3. Producción de jabones en polvo.
  4. Producción de biodiesel.

La especificación técnica del aceite de pulpa de coco comercial viene dada en Paraguay por normativa del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN).

Técnicamente es posible la conversión de este aceite a biodiesel, cumpliendo en general con las especificaciones de la normativa Europea (EN14214).

Expeller de pulpa de coco: Constituye la porción sólida que se obtiene del prensado de la pulpa o mesocarpio de Acrocomia. Su utilización como suplemento de alimentación animal puro o en mezclas de alimentos balanceados es también muy conocida en Paraguay, con resultados muy positivos en los indicadores tradicionales de crecimiento y producción, sobre todo en porcinos y producción de leche.

La composición es variable dependiendo de la calidad de la materia prima, pero pueden esperarse los siguientes valores:

Composición expeller de pulpa

Humedad (Máxima) 10%
Proteína bruta 6 %
Materia grasa 13 %
Fibra (máxima) 21 %
Cenizas (máxima) 8 %
Carbohidratos 47 %
Energía (Kcal/kg) 3240

La alta producción de este subproducto por unidad de superficie y su utilidad para alimentación animal a menores costos que los expelleres derivados de oleaginosas anuales lo convierte en una opción muy interesante para minimizar áreas de cultivos y costos de producción de engorde animal o producción de leche.

La especificación técnica del expeller o torta de pulpa de coco comercial está dada en Paraguay por normativas del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN).

Expeller de almendra de coco: Constituye la porción sólida que se obtiene del prensado mecánico de las almendras de Acrocomia. Su utilización como suplemento de alimentación animal puro o en mezclas de alimentos balanceados es de antigua data en Paraguay, con resultados muy positivos en los indicadores técnicos y económicos de crecimiento y producción.

Su composición promedio es la siguiente:

Composición expeller de almendra

Humedad (máxima) 10 %
Proteína bruta 37 %
Materia grasa (máxima) 9 %
Fibra (máxima) 16.5 %
Cenizas (máxima) 8.5 %
Carbohidratos 31 %
Energía (Kcal/kg) 3516

La especificación técnica del expeller o torta de la almendra de coco comercial viene dada en Paraguay por normas del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN).

Carozo de coco: El carozo de coco o exocarpio, es la parte de la semilla que envuelve a la almendra.

En su composición se destaca la alta proporción de lignina presente, lo que le confiere gran dureza tegumentaria y una resistencia extraordinaria a la descomposición.

El poder calorífico del carozo de coco es alrededor de 50 % superior a la mayoría de las maderas, presentando una higroscopia muy baja y granulometría ideal para su manejo a granel, por lo que es un combustible muy apreciado para hornos o calderas en Paraguay.

La alta producción de este derivado de los frutos de Acrocomia por unidad de área cultivada lo convierte en un sustituto totalmente renovable para generación de energía térmica, evitando el uso de leñas y la deforestación de bosques nativos.

Otra posibilidad es la carbonización del carozo para la producción de briquetas de carbón (imagen inferior), resultando un carbón de gran calidad, capaz de sustituir al carbón de leñas en la mayoría de los procesos, incluida la siderurgia, y su utilización como materia prima de carbón activo.

Por último, la composición de las cenizas de carozo revela que posee alrededor de 25 % de K2O, además de otros nutrientes aprovechables, por lo que es aconsejable su uso como fertilizante de las mismas plantaciones de cocotero.

Cascarilla de coco: La cascarilla de coco también posee un poder calorífico superior a la mayoría de las leñas. Se utiliza como combustible de hornos en la industria cerámica, como componente de alimentos balanceados y como combustible de calderas.

El volumen de cascarilla generado por una aceitera que procesa frutos de Acrocomia puede satisfacer plenamente todas las necesidades de vapor del proceso de industrialización y aun quedan remanentes para comercializar. También puede ser utilizado como fertilizante orgánico sin limitaciones por no poseer ningún componente tóxico.

La composición de las cenizas de cascarilla revela que posee alrededor de 50 % de K2O, además de otros nutrientes aprovechables, por lo que es aconsejable su uso como fertilizante de las mismas plantaciones de Acrocomia u otras.

*44 % superior, Mercado paraguayo, basado en precios promedios históricos FOB de aceites de exportación.**48 % inferior, ídem comentario anterior (*)

[Anterior] [Siguiente]